El huevo como fuente de antioxidantes y componentes protectores frente a procesos crónicos

Septiembre, 2019

  • El huevo contiene numerosos componentes antioxidantes que, más allá de su interés nutricional, son importantes por sus efectos positivos para la salud. 
  • Los antioxidantes del huevo pueden prevenir el desarrollo de enfermedades crónicas como la degeneración macular asociada a la edad, las cataratas, la enfermedad cardiovascular, la hipertensión o el síndrome metabólico.

El huevo es un alimento muy valioso desde el punto de vista nutricional: tiene una alta densidad de nutrientes y aporta una cantidad moderada de energía y elevada de proteínas —que, además, son de muy buena calidad—, así como ácidos grasos insaturados y una baja cantidad de ácidos grasos saturados, todas las vitaminas (excepto la vitamina C) y los minerales esenciales para el organismo, además de otros compuestos fisiológicamente activos con efectos positivos para la salud.

De ahí la importancia de conocer su papel como alimento funcional en la prevención de enfermedades crónico-degenerativas.

Tanto en la clara como en la yema se han identificado numerosos compuestos con importantes propiedades beneficiosas para la salud. Entre ellos pueden mencionarse
compuestos con actividad antioxidante, actividad inhibidora de la enzima convertidora de angiotensina (IECA), antiinflamatoria, antimicrobiana y antiviral, antiadhesivo, quelante de metales, etc.

Además, hay que recordar que los huevos pueden enriquecerse con antioxidantes si se añaden estos a la alimentación de las gallinas.

Podemos considerar el huevo un alimento funcional, gracias a los numerosos compuestos bioactivos con los que cuenta, que tienen importantes efectos beneficiosos para la salud. Algunos de ellos son bastante conocidos y existen diversas investigaciones al respecto, como el papel de la luteína y el de la zeaxantina en la salud ocular. Otros, como los péptidos bioactivos o los fosfolípidos, lo son menos, y no por ello son menos importantes.

Los estudios llevados a cabo hasta el momento señalan que podrían tener un papel muy importante en la prevención y el desarrollo de algunas enfermedades crónicas, como la hipertensión, la obesidad o el síndrome metabólico, entre otras.

La inclusión del huevo en la dieta es necesaria no solo desde el punto de vista nutricional, sino también sanitario.

Publicación completa: El huevo como fuente de antioxidantes y componentes protectores frente a procesos crónicos.

 

 

Tel: (+34) 915 343 265  – institutohuevo@institutohuevo.com  Copyrights © Instituto de Estudios del Huevo 2018