¿Cómo se comportan las gallinas camperas?

AUTORES:

Dra. Déborah Temple, Veterinaria Diplomada por el Colegio Europeo de Bienestar Animal y Medicina del Comportamiento. Investigadora del grupo de comportamiento y bienestar animal. Centro de Educación en Bienestar animal (AWEC). Universidad Autónoma de Barcelona.

Dr. Xavier Manteca Vilanova, Veterinario Diplomado por el Colegio Europeo de Bienestar Animal y Medicina del Comportamiento. Investigador del grupo de comportamiento y bienestar animal. Catedrático. Universidad Autónoma de Barcelona.

Enero de 2023.- La producción de huevos de gallinas camperas que disponen de parques al aire libre ha aumentado en los últimos años, en parte debido a la creencia de que permitir que las gallinas ponedoras accedan a un área al aire libre puede promover la expresión de una gama más amplia de comportamientos. Sin embargo, lo cierto es que se ha investigado muy poco en esta área. A continuación, resumimos los últimos hallazgos en cuanto al comportamiento de las gallinas en libertad en granjas comerciales.

La gallina de puesta es un animal muy ocupado en su rutina diaria, y esto ocurre en cualquier sistema de producción. Al igual que su antepasada (la gallina salvaje de Asia), la gallina doméstica duerme en estructuras elevadas como árboles para protegerse de depredadores; de ahí la importancia de disponer de aseladeros (también llamados perchas) en los gallineros. Después de despertarse, las gallinas quieren comer y, a continuación,  beben para ayudar con la digestión. La línea de bebedero generalmente se coloca frente al nido, de modo que las gallinas ya se mueven en la dirección correcta para la siguiente actividad del día: poner un huevo. Las aves prefieren un lugar seguro y oscuro para poner huevos. Por eso, el nido siempre se coloca en el lugar más tranquilo y seguro del gallinero y debe ser de fácil acceso.

Después de la puesta, hay tiempo para divertirse y relajarse. Las gallinas salen del sistema y pueden ir a tomar un baño de arena. En los sistemas con acceso al exterior, pueden salir a explorar y a tomar el sol. Durante este período de actividad las gallinas volverán a tener hambre, por lo que hay otro momento de alimentación. Luego, el día llega a su fin, y todas las gallinas deben encontrar el camino hacia el aseladero para dormir de nuevo.

En condiciones óptimas, el acceso a una zona exterior puede promover la expresión de muchos comportamientos como el exploratorio, el de alimentación (por ejemplo, atrapar gusanos, caracoles, insectos, comer hojas), o el de confort (por ejemplo, darse baños de arena y de sol). Las gallinas camperas o ecológicas pueden elegir si salen o no, y esto lo hacen en función de sus necesidades y preferencias. Los investigadores han descubierto que el simple hecho de tener opciones, y de poder elegir, tiene un efecto positivo en el bienestar de los animales, incluso cuando los animales no se aprovechan de ellas.

A pesar de que la disponibilidad de una zona exterior ofrece a las gallinas oportunidades para la expresión de muchos comportamientos, en muchas granjas comerciales la mayoría de las gallinas permanecen cerca del gallinero. El porcentaje de gallinas registradas en la zona exterior en cualquier momento del día varía entre el 0% en condiciones climáticas adversas y porcentajes distintos en función la granja estudiada. Por ejemplo, el promedio de gallinas camperas registradas en la zona exterior en granjas holandesas fue del 23 % con un coeficiente de variación del 65 %, lo que indica una gran variabilidad entre granjas. Otro estudio reciente en Reino Unido registró un promedio de 12,5% de gallinas en la zona exterior.

Es importante tener en cuenta que el tamaño de grupo es un factor que influye en el porcentaje de gallinas que utilizan la zona exterior. Por ejemplo, en un estudio reciente encontraron que el porcentaje de gallinas fuera del gallinero aumentó de 6,3 a 35,1 % a medida que el tamaño de grupo se redujo de 15.600 a 3.900 gallinas. Otro estudio registró un 23% de gallinas en el exterior en un grupo de 24.000 mientras aumentaba a 52% cuando el grupo era de 8.600 individuos.

Son varios los factores externos que pueden explicar esta tendencia por parte de las gallinas de quedarse cerca del gallinero (ver Cuadro 1). Aparte de estos factores externos, es importante considerar los factores internos, propios de las gallinas. Aparentemente, algunas gallinas nunca salen a la zona exterior, incluso cuando las condiciones ambientales son favorables, y esto parece estar relacionado con el temperamento de cada gallina. Usando tecnología de identificación por radiofrecuencia (RFID), se pudo clasificar los animales en dos grupos; gallinas de interior que rara vez salían al exterior y gallinas de exterior que accedían al campo todos los días. La experiencia temprana de las gallinas también es importante. Así, se vio que las gallinas que nunca salieron a la zona exterior entre las 20 y 36 semanas de edad tenían menos probabilidad de hacerlo más adelante, mientras que las gallinas que salían frecuentemente durante el mismo intervalo de vida tenían más probabilidades de hacerlo más adelante.

Cuadro: ¿Por qué las gallinas se quedan cerca del gallinero?

El uso limitado de la zona exterior por parte de las gallinas en algunas granjas comerciales hace que las gallinas acaben mostrando un comportamiento similar cuando están a fuera o cuando están en el gallinero. Por ejemplo, en un estudio realizado en una granja campera en Australia, el hecho de tener acceso a una zona exterior, no amplió el repertorio de conductas respeto a las gallinas que permanecían en el gallinero. Es decir, no se identificó ninguna conducta que las gallinas realizaran en la zona exterior y que en cambio no hicieran dentro del gallinero.

Además, el poco uso de la zona exterior por parte de las gallinas puede ser uno de los factores desencadenantes del picaje de plumas. El picaje de plumas es una conducta redirigida en la que una gallina pica, extrae y/o come las plumas de otra gallina, lo que genera pérdida de plumaje, especialmente en las zonas del dorso, la cloaca y la base de la cola. Este comportamiento depende de muchos factores y puede ocurrir en cualquier sistema de producción, con o sin acceso al exterior. Sin embargo, en una misma granja, las gallinas que usan la zona exterior tienen un plumaje más sano que las gallinas que se quedan en el interior. Así pues, resulta importante implementar medidas para maximizar el uso de la zona exterior por parte de todas las gallinas.

En este sentido, las verandas (también llamadas porches o “jardines de invierno”) son espacios muy apreciados por las gallinas. Las verandas son espacios exteriores cubiertos en los que las gallinas parecen sentirse cómodas y seguras. El acceso a verandas puede plantearse en sistemas de aviarios, o al aire libre (sistemas campero y ecológico), y puede tener muchas ventajas para promover el bienestar de las gallinas de puesta, dándoles opción de salida y control sobre su ambiente. Se ha visto que las gallinas dedican mucho más tiempo a la exploración y al picoteo del suelo cuando tienen acceso a una veranda con el suelo limpio y friable.

Referencias

Bestman M, Verwer C, van Niekerk T, Leenstra F, Reuvekamp B, Amsler- Kepalaite Z, et al. (2019) Factors related to free-range use in commercial laying hens. Applied Animal Behaviour Science, 214, 57–63. doi: 10.1016/j.applanim.2019.02.015

Campbell DLM, Hinch GN, Downing JA, Lee C. (2016) Outdoor stocking density in free-range laying hens: effects on behaviour and welfare. Animal, 11, 1036-45, doi: 10.1017/S1751731116002342

Chielo LI, Pike T, Cooper J (2016) Ranging Behaviour of Commercial Free-Range Laying Hens Animals, 6, 28; doi:10.3390/ani6050028

Nicol CJ, Caplen G, Edgar J, Browne WJ (2009) Associations between welfare indicators and environmental choice in laying hens. Animal Behaviour, 78, 413 – 424

Pettersson IC, Freire R, Nicol CJ (2016) Factors affecting ranging behaviour in commercial free-range hens. Worlds Poultry Science Journal, 72, 137–50. doi: 10.1017/S0043933915002664

Rodriguez-Aurrekoetxea A, Estevez I (2016) Use of space and its impact on the welfare of laying hens in a commercial free-range system. Poultry Science 95, 2503–13. doi: 10.3382/ps/pew238

Thuy Diep A, Larsen H, Rault JL (2018) Behavioural repertoire of free-range laying hens indoors and outdoors, and in relation to distance from the shed. Australian Veterinary Journal, 96, 4, 127 – 131

Tel: (+34) 910068197 – institutohuevo@institutohuevo.com  Copyrights © Instituto de Estudios del Huevo 2023