El huevo en la alimentación de nuestras mascotas

AUTORES: Miquel Montserrat Malagarriga y Marta Maturana Delgado. Veterinarios del Servei de Nutrició i Benestar Animal (SNiBA), Universitat Autònoma de Barcelona. https://sniba.es/

 

11 de mayo de 2021.- El cuidado de la alimentación de nuestros animales es uno de los pilares fundamentales para que consigan mantener una buena salud, bienestar y longevidad. De hecho, en la Unión Europea los alimentos para mascotas deben garantizar que aportan todos los nutrientes necesarios para el normal funcionamiento de su organismo. Y es aquí donde el huevo se presenta como un excelente candidato para cumplir con tal demanda.

 

Valor nutricional del huevo

Uno de los grandes beneficios del huevo es que es una de las mejores fuentes de proteína para la mayoría de animales, ya que su composición de aminoácidos y su disponibilidad es de las más altas entre los ingredientes comúnmente usados como fuente de proteína

Por lo que respecta a la grasa del huevo, presente en la yema, es en su mayoría monoinsaturada y, además, aporta una gran cantidad de ácido linoleico, un ácido graso poliinsaturado esencial para la gran mayoría de las especies.

Finalmente, el huevo es una fuente importante de micronutrientes como vitaminas y minerales, aportando gran parte de los requerimientos diarios de bastantes nutrientes para los animales. Es por esto que el huevo se considera un alimento con alta densidad nutricional, aportando muchos nutrientes sin aportar muchas calorías. Además, la cáscara puede ser una muy buena fuente de calcio para los animales.

Por todos estos aspectos el huevo se considera un alimento muy beneficioso no solo para perros y gatos, sino también para reptiles y aves.

 

El huevo como alimento funcional

Además de su valor nutricional, el huevo se considera un alimento funcional al contener componentes biológicamente activos que benefician la salud y reducen el riesgo de padecer ciertas enfermedades.

La luteína y la zeaxantina, carotenoides presentes en la yema de huevo, son antioxidantes relacionados con la mejora de la salud visual y del sistema inmune, así como con la reducción del daño oxidativo durante el ejercicio en  perros. En gatos los estudios son más escasos, pero también señalan que la luteína tiene un efecto inmunomodulador.

Los huevos pueden mejorar la inmunidad de nuestras mascotas a través de los anticuerpos: de manera natural, contienen anticuerpos contra microorganismos a los que se han visto expuestas las gallinas ponedoras. Inmunizando a las gallinas contra patógenos concretos, se pueden conseguir huevos hiperinmunes que contengan inmunoglobulinas IgY específicas contra diferentes enfermedades. Se han visto aplicaciones de estos huevos hiperinmunes en la dieta de animales de compañía para la mejora de la salud de dientes y encías, en la protección frente a parvovirosis clínica y en el mantenimiento de la salud intestinal, entre otros.

Por otra parte, la clara del huevo contiene componentes antimicrobianos como la lisozima o la ovotransferrina, entre otros, que actúan como conservante de las dietas preparadas, ayudando a prevenir la proliferación de patógenos como Listeria monocytogenes, Clostridium botulinum, Staphylococcus aureus o Escherichia coli. Otros estudios sugieren que la yema del huevo también podría contener compuestos con actividad antimicrobiana; en concreto, se ha visto cómo la adhesión de Salmonella typhimurium se veía reducida en células intestinales de ratón tratadas con yema de huevo.

La colina es otro de los compuestos interesantes del huevo. Esta molécula es un nutriente esencial para muchos animales y, en dosis óptimas, podría mejorar el rendimiento cognitivo, sobre todo en las primeras etapas de la vida.

Por último, las membranas testáceas, situadas justo debajo de la cáscara recubriendo el interior del huevo, son muy ricas en colágeno, glucosamina, condroitina y ácido hialurónico. Actualmente ya se ha llevado a cabo algún estudio en perros que sugiere que estos compuestos podrían ayudar a los perros con osteoartritis.

 

Procedencia y tratamiento

Sin contar los huevos hiperinmunes, la mayoría de huevos utilizados en las dietas para mascotas se consideran subproductos de la industria alimentaria, ya que se utilizan aquellos que han sido descartados de la cadena de alimentación humana por estar rotos o presentar alguna imperfección. La sostenibilidad de la cadena mejora al aprovechar este subproducto, que debe ser apto para alimentación animal, para lo que se controla su seguridad. La fracción líquida de los huevos crudos se somete a procesos de descontaminación y deshidratación que permiten reducir la presencia de patógenos e inactivar algunos factores antinutricionales presentes en el huevo crudo.

 

Conclusión

El huevo es un alimento muy interesante para la alimentación de los animales de compañía, en especial de perros y gatos. Además de su valor nutricional, contiene compuestos bioactivos que lo convierten en un alimento funcional muy beneficioso para mantener el bienestar y ayudar a la prevención de enfermedades. El uso del huevo en la preparación de dietas para mascotas también aporta beneficios tecnológicos debido a sus propiedades gelificantes y emulsionantes. Por todo ello, el huevo representa una alternativa a otros ingredientes utilizados actualmente y seguramente aumentará su presencia en un futuro próximo.

 

Este es el resumen de un artículo más amplio sobre el tema de los autores, con el mismo título, que puede descargar aquí: 

El huevo en la alimentación de nuestras mascotas

Tel: (+34) 915 343 265  – institutohuevo@institutohuevo.com  Copyrights © Instituto de Estudios del Huevo 2020